Escriba para buscar

Presidente Nacional Anfusea: “Las decisiones políticas no deben disfrazarse como técnicas”

Compartir

Francisco Cabrera indicó a Poder y Liderazgo su respaldo al reclamo que hiciera la Asociación de Funcionarios del SEA de Coquimbo por presiones sobre proceso de evaluación ambiental del proyecto minero Dominga.

Su malestar por un “intervencionismo extralimitado de parte del Gobierno” hizo sentir la Asociación de Funcionarios del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Coquimbo, a través de una carta dirigida a la Dirección Regional del organismo, reclamando sobre irregularidades y malas prácticas durante la tramitación del proyecto minero Dominga, el cual fue rechazado la semana pasada.

En la misiva indican que “queremos ser verdaderamente evaluadores y no sólo coordinadores, reproductores y editores de informes”, refiriéndose a ciertas presiones indebidas por parte del Ejecutivo, específicamente del Ministerio de Medio Ambiente, y del Gobierno en general, en el análisis del proyecto minero. “Es necesario manifestar el desacuerdo con los procesos internos de esta Dirección Regional, tanto administrativo como de evaluación ambiental propiamente tal llevados a cabo respecto del referido proyecto”, expresan en la carta.

Asimismo, la asociación regional del SEA puntualiza la necesidad de “dejar constancia del sentir de los profesionales que no tuvimos injerencia en la toma de decisiones finales de este proyecto tan complejo, pero que somos los que también damos la cara en las PAC (Participación Ciudadana), frente a los OAECAS (Órgano de la Administración del Estado con Competencias Ambientales), titulares, miembros de la Comisión de Evaluación y público en general”.

Respecto a ello, el presidente nacional de la Asociación de Funcionarios del SEA (Anfusea), Francisco Cabrera, indicó a Poder y Liderazgo que “respaldamos totalmente el sentir y la molestia que existe entre los funcionarios de Coquimbo, y hoy -que tenemos la vocería en este tema- queremos resaltar que esta molestia no es nueva ni se origina recién. Hace tiempo que planteamos nuestras discrepancias con la forma en que se abordaba el tema por el ex director Jorge Troncoso, y por ende, por el ex ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, pues asumimos que estaba al tanto de las medidas que Troncoso adoptaba”.

Añadió Cabrera que “entendemos que hay decisiones políticas, pero no aceptamos que se disfracen y adornen como decisiones técnicas”.

Finalmente, el presidente de Anfusea puntualizó que “las presiones sobre el proyecto minero Dominga no son aisladas. Lo mismo se vivió en Penco-Lirquén, pues esta intervención la estamos viviendo hace rato, y si hoy reclamamos no es para defender al ministro o respaldar un proyecto en específico, sino para dejar en claro que los funcionarios si hacemos la pega, y que si hay presiones e intervenciones de este nivel, poco se puede hacer, y por ello le estamos diciendo a la nueva administración que si estas malas prácticas van a continuar, los funcionarios no nos quedaremos al margen. Tenemos propuestas y voz”.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *